Caipirinha

Las mejores recetas de caipirinha

Caipirinha de vodka o caipirosca

Caipirinha de vodka o caipirosca

La caipirinha es un combinado de bebida alcohólica conocido en todo el mundo que permite infinidad de combinaciones diferentes, como la que os traemos en esta entrada.

El combinado original está hecho con una bebida conocida como cachaça, un destilado de caña de azúcar fermentado que se consume muchísimo en Brasil, pero en esta entrada os vamos a enseñar a hacer una variante.

Vamos a sustituir la cachaça por vodka, por lo que, aunque sigue teniendo la base de la caipirinha, esta bebida es conocida en todo el mundo como caipirosca.

El sabor es diferente pero no deja de ser intenso y agradable. Para disfrutar de esta original bebida y hacerla en casa necesitarás estos ingredientes:

  • Una botella de vodka.
  • Azúcar blanco.
  • 7 limas pequeñas.
  • Hielo picado.
  • Azúcar moreno para decorar el vaso.
  • Modo de elaboración

    En este caso, la elaboración es completamente diferente a lo que solemos estar acostumbrados a la hora de hacer una caipirinha. Comenzaremos rayando algunas limas y colocando la ralladura junto a un montón de azúcar moreno.

    Partiremos una lima y con uno de sus gajos rodearemos los vasos donde vayan a servirse y los pondremos boca abajo sobre el azúcar y la ralladura de limón, lo que dará un toque original a cada vaso.

    Por otro lado, cortaremos el resto de las limas u elegiremos una jarra que tenga una gran capacidad, las echaremos dentro y con el mazo de un mortero las aplastaremos para exprimirlas y sacarles todo el zumo.

    No importa que se caigan las pepitas porque después serviremos la caipirosca pasándola por un colador.

    Una vez aplastadas las limas echaremos todo el vodka y lo removemos, agregaremos varias cucharadas de azúcar e iremos probando para ver si está nuestro gusto hasta conseguirlo, pero siempre intentando que haya un equilibrio entre todos los sabores: vodka, limas y azúcar.

    El siguiente paso es utilizar hielo triturado, algo que podemos comprar hecho o hacerlo en casas, bien sea con el truco de la bolsa y el mazo de madera o con algo más sencillo como un rallador de comida para que quede prácticamente granizado.

    Echaremos el hielo en los vasos, removeremos bien el contenido de la jarra y al servirlo lo pasaremos por un colador para que no caiga ninguna pepita. Colocaremos unas cañas cortas para beberlo y ya estará listo para su consumo.

    Consejos

    No hace falta echar toda la botella de vodka, simplemente cantidad suficiente para que cada persona se tome uno o dos caipiroscas. Si usamos toda la botella, no debemos echarle hielo a la mezcla porque se aguará y perderá todas sus características, por eso siempre hay que echar el hielo de forma separada.